UNA CIUDAD EDUCADORA

PROGRAMA DE DEMOS+ PARA LAS ELECCIONES MUNICIPALES 2019 AL AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

UNA CIUDAD EDUCADORA

La educación debe ser el pilar número uno en una sociedad progresiva pues de ella emana, en buena medida, el óptimo funcionamiento de un conjunto humano que sabe enriquecerse con las potencialidades de cada uno de sus individuos.

Parte esencial de nuestra candidatura es ofrecer al ciudadano de Zaragoza, una ciudad basada en el concepto de la educación y en los principios del derecho a la misma. Una ciudad que educa en valores democráticos, sociales, éticos y culturales es una ciudad más progresista, consciente de su bienestar y de su implicación en ello, más crítica, más amable, más humana.

Por tanto, la educación debe ser un tema transversal, que impregne todos y cada uno de los ámbitos en los que el Ayuntamiento de Zaragoza posea competencias.

El principal propósito es dar a conocer el Ayuntamiento de la ciudad a nuestros niños y nuestras niñas, adolescentes y jóvenes que se están formando para ser nuestro futuro. Debemos trabajar para que ellos y ellas conozcan las tareas  que realiza su municipio, quién y cómo, así como las cuestiones de las que se tratan en las diversas concejalías. Por consiguiente, todas las concejalías incluirán Proyectos Educativos en su Plan de Trabajo, de los que se informarán a todos los colegios de Educación Infantil y Primaria e Institutos de Secundaria y Bachillerato, con el propósito de, en primer lugar, informar y, en segundo lugar, implicar a nuestros y nuestras estudiantes en la labor municipal. Debemos hacerles partícipes de la misma, fomentando el espíritu de colaboración y cooperación, y el interés por su funcionamiento. En definitiva, implicar a nuestros niños y nuestras niñas en su ciudad y hacerles saber que contamos con todos ellos para hacer de la misma un lugar más amable y mejor.

Las líneas de desarrollo para la mejora de esta concejalía se entienden desde la cooperación de la comunidad educativa y la localidad, junto con las propias, y con otras concejalías. La primera cuestión a resolver es la coordinación, las vías de comunicación entre instituciones, departamentos municipales, equipos directivos, docentes, familias y trabajadores municipales con la institución local.

Las familias son un foco de necesidades para las tareas del gobierno municipal y se concentra en las escuelas e institutos con gran intensidad.

Desde el gobierno municipal se debe procurar la coordinación de las demandas de los centros a través de sus Consejos Escolares, donde la participación del Ayuntamiento queda reflejada con los vocales nombrados a tal efecto. Estos vocales necesitan de una guía y de una comunicación directa, abrir vehículos de comunicación para que los centros reciban información y para que la información sea recibida por los responsables políticos y técnicos. Es imprescindible que se democratice la elección de vocales para los Consejos Escolares de representación municipal.

Entroncando con lo dicho en la introducción, es fundamental la corresponsabilidad como elemento de fomento de actividades. Los escolares, los niños y niñas de nuestra ciudad; necesitan de cuidados, pero ellos también pueden ser parte protagonista mediante programas encaminados al reciclaje, de civismo en la calle, o de visitas a nuestros mayores en los centros de día, por ejemplo. Colaborando en programas especiales de ayuda a los demás que se diseñarán con la idea de fortalecer las buenas costumbres, los cuidados y los usos de los elementos de la ciudad.

¿Cómo ayudar a las familias desde el ayuntamiento?

Desde el ámbito municipal y con el objeto de favorecer un menor gasto a las familias, los sectores de movilidad, deporte, enseñanza y cultura es donde las familias gastan parte de sus recursos económicos.

Por lo tanto, proponemos las siguientes medidas para los sectores nombrados anteriormente:

Desde movilidad:

  • Ofrecer a las familias ahorro en el transporte y fomentar la autonomía de los menores. Para conseguir estos objetivos, esta candidatura propone:
  • Gratuidad de transporte público en franja horaria escolar para los escolares hasta los dieciséis años.
  • Reducir la circulación en horas punta.
  • Disminuir el nivel de contaminación.
  • Concienciación del transporte público.
  • Abaratar costes a las familias y facilitar su coordinación con otros elementos de trasporte.

            (El coste de esta medida es mínimo. Se cobra por kilómetros recorridos, el tranvía por billete y la cantidad de usuarios menores de edad a fecha de hoy es mínima)

Desde enseñanza:

  • Ofrecer a las familias ahorro en los libros de texto, mediante la elaboración de materiales didácticos para eliminar costes, y a través de equipos pedagógicos con programas de becas de investigación con la finalidad también de dar salidas laborales a los jóvenes graduados. (Sería una competencia de DGA, pero de la que hace dejación)
  • Elaboraciones de material curricular en varias enseñanzas y formatos adecuados a métodos pedagógicos.
  • Fomento de estos materiales en los claustros y su compromiso de uso, y su aportación.
  • Planes de acercamiento al entorno cultural, deportivo y económico de la ciudad a los centros de enseñanza. Comercio de proximidad, entorno saludable, recursos municipales para la cultura y el ocio, equipamientos deportivos, … En definitiva, la ciudad como entorno de convivencia.

(Esta medida debería ser enfocada desde el gobierno autonómico, pero una ciudad que cuida a los suyos no puede limitarse, ni escudarse en competencia y dejaciones)

  • Ofrecer una solución y respuesta educativa real a la diversidad del alumnado en los centros de enseñanza, que contemple también las necesidades y aptitudes de aquellos estudiantes que no están representados por una media. El objetivo es reconocer e incentivar y ayudar a gestionar desde la educación infantil hasta el acceso a estudios superiores, tanto las diferentes precocidades y/o las altas capacidades -convenientemente diversificadas-, como las dificultades de aprendizaje e integración. En la actualidad no hay un plan de enseñanza que garantice una respuesta fuera de su mención teórica. No existe una aplicación real de esta dinámica para la que se necesitan muchos más medios que los destinados hasta ahora, en infraestructuras y en dotaciones, humanas y materiales.
  • Fomentar e impulsar las disciplinas relacionadas con las Humanidades por su indispensabilidad e incluso como herramientas para implementar a las ciencias tecnológicas, dotando al desmedido afán por producir y consumir de un sentido de responsabilidad medioambiental, humana, creativa y ética. Las Humanidades son portadoras de un conjunto esencial de valores que deben prevalecer y que facilitan y dotan de sentido la convivencia entre todos y con nuestro entorno.
  • La aparición de las nuevas tecnologías y el acceso a ellas por parte de niños cada vez más jóvenes, y su exposición precoz a las páginas gratuitas de pornografía han hecho que en muchos casos ésta sea su fuente principal, y a veces única, de “educación sexual”, con todos
    los problemas que ello comporta. Hay dos líneas de actuación urgente: luchar por la prohibición del porno gratis en las redes e implantar en los centros educativos una educación afectivo-sexual reglada y sensata.

La primera de ellas es la más complicada porque intervienen intereses económicos muy potentes, pero no por ello hay que desistir. Aunque lograrlo está fuera del alcance del ámbito municipal, se podrían llevar a cabo campañas de concienciación a los padres para que sean ellos los que lideren la petición a las instancias competentes, a través de plataformas como change.org y similares.

La segunda es más factible, y hay dos alternativas:

  • formar al profesorado para que introdujeran este tema de forma transversal en el currículo escolar.
  • crear una red de voluntariado que debidamente formado impartiera talleres de educación sexual en horario escolar.

También sería interesante trabajar conjuntamente con las AMPAS para consensuar los contenidos y determinar la forma más efectiva de llevar a cabo estas iniciativas.

Desde urbanismo:

  • Calidad y corresponsabilidad del gasto en infraestructuras educativas. Buscar la ecuanimidad de las infraestructuras. Para ello se requiere de una catalogación de colegios por categorías energéticas, ratio espacio, cualidades del entorno, diversidad del alumnado; con el fin de equilibrar a través de un plan de mantenimiento y mejora de edificios, para mejorar las condiciones de los usuarios de manera ecuánime.
  • Plan de mantenimiento autónomo; organización coordinada  de los recursos humanos del ayuntamiento para el pintado en periodos no lectivos.
  • Plan de revisión de seguridad e higiene de los centros para alertar de tejados de amianto a las autoridades competentes.
  • Organización de espacios para actividades y convivencias.
  • Programas para la financiación de actividades de convivencia entre centros de zonas cercanas.
  • Elaborar el Proyecto El patio de mi recreo con el fin de que en los Centros Educativos se lleven a cabo las medidas necesarias para conseguir que las zonas de recreo al aire libre de los mismos sean lugares amables, más seguros, dotándolos de espacios verdes, huertos y jardines escolares, con zonas de patio arboladas, césped y zonas para el esparcimiento y la celebración de actividades al aire libre, que pueden ser trabajados por el alumnado como actividad extraescolar o como parte de las asignaturas de ciencias naturales. Los alumnos serían los encargados del cuidado de estas zonas, promoviendo un comportamiento cívico y responsable que se extrapolará a los parques y jardines públicos (estropeados por diversos comportamientos irrespetuosos).

Desde Cultura:

  • Ampliar la oferta de actividades para los escolares con vistas a entornos de la ciudad de manera gratuita. Los centros educativos se ponen como costumbre un mínimo de tres excursiones anuales por aula o ciclo. Desde la cooperación se pueden abaratar costes para estas actividades que suavicen los gastos familiares.
  • Programas de visitas culturales financiados con fondos del ayuntamiento.
  • Entrada gratuita para todos los alumnos y alumnas matriculados en centros, públicos o subvencionados con fondos públicos, de la enseñanza obligatoria, y circunscritos a la ciudad de Zaragoza, a todos los museos y monumentos del patrimonio histórico de la ciudad.
  • Entablar relaciones culturales con otros municipios de la Comunidad de Aragón, del territorio español y del extranjero, con el fin de promover Intercambios Escolares entre dichos municipios y nuestra ciudad. Prestar los recursos necesarios a los docentes que coordinen y organicen esos encuentros escolares y respaldar su trabajo.

Desde deportes:

Los recursos de la zona son un valor para los ciudadanos.

  • Establecer un método de uso de los campos de fútbol cercanos a los colegios y piscinas municipales; similares al de los pabellones deportivos.
  • Aumentar y publicitar a través de los centros educativos las becas a deportistas con necesidades económicas.
  • Mentalizar y fiscalizar sobre el pago de las cuotas necesarias para la práctica deportiva, de manera que el uso de un espacio público municipal y las subvenciones repercutan en cuotas asumibles por las familias, evitando que este motivo sea discriminatorio.
  • Valorar la construcción de un polideportivo en el área donde se concentren varios centros educativos, con el propósito de ser usado por los mismos durante el horario escolar. En algunas zonas de la ciudad, los centros de enseñanza no cuentan con espacios mínimamente apropiados para el desarrollo de Educación Física.

Desde seguridad y policía local:

  • Establecer itinerarios de desplazamiento para las visitas de la ciudad por grupos de escolares, y métodos de ayuda de ser necesarios.
  • Colaboración en la educación vial. Promover diversas campañas en educación y seguridad vial no solo entre los alumnos y alumnas de Educación Infantil y Primaria , sino también entre los adolescentes de Educación Secundaria y Bachillerato: circulación de bicicletas y patinetes, por ejemplo.
  • Colocar señalizaciones dinámicas de información de la velocidad de los vehículos en determinadas vías, con el fin de pacificar a los conductores por el hecho de ser  visible a los demás un exceso de velocidad. (Los velocímetros de Santander son muy efectivos para reducir la velocidad)

Desde participación ciudadana:

  • Implicar a los niños y niñas, adolescentes y jóvenes en el desarrollo de la ciudad, haciéndoles ver que son parte muy importante de Zaragoza y que, por lo tanto, sus aportaciones como ciudadanos son necesarias. Establecer diversos programas en los que puedan participar en el Ayuntamiento, Centros Cívicos Municipales, Centros de la Tercera Edad, Centros de Día, etc…
  • Establecer usos de los Centros Cívicos para los centros educativos en el desarrollo de sus actividades.

Desde igualdad:

  • Elaborar un programa de actividades culturales, deportivas y de ocio para la integración de las alumnas en los espacios deportivos, la gestión de las necesidades de las niñas y adolescentes en este ámbito y sus familias. Dar publicidad a los eventos femeninos para su difusión y mayor participación. El ocio y el deporte en el género femenino son un esfuerzo necesario para crear oportunidades de igualdad y de desarrollo como personas.

Otros programas educativos:

  • Colaborar en la difusión de actividades de Zaragoza Activa, Zaragoza dinámica, Casa de la mujer y otros.